BYP

PUBLICADO POR Bienestar y Patrimonio · EN jueves, noviembre 5th, 2015

Una rutina sencilla para cuidar tu salud durante el retiro

Es verdad, ya no tienes la misma fuerza de antes y padeces algunas molestias que hace años ni siquiera imaginabas. Probablemente, esto te desanima pero ¿te has dado cuenta de los beneficios que la jubilación ha traído a tu vida? Tienes más tiempo libre, puedes tomar esas siestas vespertinas que tanto te encantan y disfrutar tus películas favoritas una y otra vez en la comodidad de tu hogar. Lo importante es que mantengas tu cuerpo, mente y espíritu en perfectas condiciones. A continuación, te dejamos una lista de los aspectos que debes considerar para cuidar tu salud durante el retiro.

Procura una alimentación balanceada y haz ejercicio
Al envejecer, el organismo pierde agua, disminuye la masa muscular, la columna vertebral se encorva y aumenta la grasa corporal. Si bien esto es parte el proceso natural de desarrollo de tu cuerpo, debes procurar ciertos hábitos para que esto cambios no impacten negativamente en tus actividades diarias. Además, si eres propenso a sufrir ciertos padecimientos, es necesario que tomes las medidas necesarias con tal de mantener tu salud estable.

En primer lugar, aliméntate sanamente, es decir, en cada comida consume porciones moderadas de ingredientes de los cinco grupos (cereales, leguminosas, alimentos de origen animal, frutas y verduras). En segundo, realiza al menos 30 minutos de ejercicio al día para mantener tu peso; ya sea con una caminata en un parque cercano a tu casa o con un par de vueltas en la alberca de tu club deportivo. Lo importante es evitar la desnutrición y el sedentarismo a toda costa..

Mantén tu piel hidratada y protegida contra el sol
Con el tiempo tu piel se vuelve más sensible a las inclemencias del clima. Por eso, gradualmente notarás que pierde elasticidad y surgen arrugas y manchas en diversas partes de tu cuerpo. Es muy importante que bebas cada día entre 4 y 6 vasos de agua e ingieras frutas y verduras para mantener tu piel bien hidratada. También es indipensable que uses bloqueador solar y ropa adecuada para protegerte de la radiación ultravioleta cuando salgas de casa.

Una rutina sencilla para cuidar tu salud durante el retiro

Lava adecuamente tus dientes y evita el tabaco
Después de los 60 años, el desgaste del esmalte de los dientes es mucho mayor, la cantidad de saliva se reduce y las encías se vuelven más delicadas. Aparte de beber abundantes líquidos y lavar tus dientes con un cepillo de cerdas suaves, evita consumir tabaco y alcohol en exceso. Si usas dentadura, recuerda limpiarla diariamente y retirarla de tu boca durante toda la noche. Los mejores complementos para conservar tu higiene bucal en perfecto estado son la seda dental y el limpiador interdental, pero sólo un odontólogo puede decirte cuál es el ideal para ti.

Duerme al menos siete horas diarias y realiza algún pasatiempo
Cuidar tu salud durante el retiro también implica mantenerte lo más tranquilo posible. El estrés no sólo baja tus defensas y deteriora tu memoria, también seca tu tracto digestivo y puede provocarte ataques de ansiedad. Después de pasar tantos años preocupado por entregar tu trabajo en tiempo y forma, es momento de aprovechar tu día para relajarte, ¿no crees? Tal vez necesitas acostumbrarte a no estar estresado todo el tiempo.

Procura un descanso de siete horas seguidas mínimo para que todas las células de tu cuerpo puedan recuperarse. Un sueño verdaderamente reparador estabilizará tu sistema cardiovascular y te mantendrá de mejor humor a lo largo del día. De hecho, investigaciones científicas recientes también confirman que quien duerme lo suficiente es menos propenso a la obesidad porque al descansar optimiza sus procesos metabólicos.

Otra forma de procurar tu tranquilidad es realizando algún pasatiempo frecuentemente. Según tus gustos y temperamento elige entre leer un buen libro a cierta hora del día, reunirte con un grupo de baile o simplemente tener una relajante sesión de yoga. Además de divertirte haciendo algo placentero, habrá actividades en las que puedas conocer personas con intereses similares a los tuyos. Convivir con quienes te entienden siempre es bueno para uno.

De acuerdo con los resultados de una encuesta realizada en 2014 por la American Association of Retired Persons (AARP) a adultos latinos de entre 50 y 64 años de edad, el 71% no ha ahorrado para cubrir sus gastos de salud durante su vejez y sólo el 40% está seguro de que podrá pagarlos cuando sea necesario. Tú que has ahorrado para tu retiro desde hace años, tendrás que administrar tus finanzas con sabiduría y cuidarte para disfrutar los años de tu jubilación en calma con tus seres queridos. Cada vez que algo no ande bien, consulta a tu médico para recibir el tratamiento más adecuado. Ha llegado el momento de gozar una merecida recompensa, ¡vívela al máximo!

Envía tu comentario

5 respuestas a “Una rutina sencilla para cuidar tu salud durante el retiro”

  1. […] diabetes mellitus tipo II es la más común y suele ser diagnosticada con mayor recurrencia a personas de entre 60 y 64 años. Entre otras cosas, este padecimiento es la primera causa de amputaciones por no traumatismos y de […]