BYP

PUBLICADO POR Bienestar y Patrimonio · EN martes, enero 26th, 2016

El reto de trabajar, estudiar y ser padre al mismo tiempo

Actualmente, México se ha convertido en un país con un gran porcentaje de familias jóvenes (22 – 35 años), las cuales, ya sea que estén compuestas por ambas o una de las figuras paternas, representan una gran parte de la población económicamente activa.

Debido a las exigencias y dificultades laborales del país, los padres de familia jóvenes en la actualidad tienden a buscar un crecimiento laboral a través de los estudios, ya sea para terminar una carrera, o para cursar un posgrado.

trabajar y estudiar

Esto también ocasiona enfrentarse a ciertos conflictos, sobre todo los padres que buscan realizar estudios mientras trabajan. Dicha decisión no solo significa un doble esfuerzo, sino también sacrificar algunos aspectos familiares y personales:

• Uno de los principales retos a enfrentar es la administración del tiempo, que suele ser un factor muy apreciado cuando se tienen hijos pequeños y tantas actividades a la vez.

• Los padres buscan dar un futuro mejor a la familia a través del trabajo, que es mejor remunerado con un mayor grado de estudios, mismos que requieren tiempo. Así, los horarios para la convivencia familiar se restringen.

Más del 25% de las familias son sostenidas por uno de los padres, quienes suelen tener que enfrentarse ciertas condiciones adversas y que destinan más del 70% de sus ganancias al hogar. Esto significa que, al no contar con una pareja que cuide a los hijos, deben optar por pedir ayuda a un familiar o pagar una guardería.

• Otro tema es encontrar un trabajo suficientemente remunerado y con horarios flexibles, sobre todo cuando los hijos son pequeños y aún no van a la escuela.

• Finalmente, una consecuencia casi inevitables es el estrés y el cansancio que ocasiona someterse a dichas actividades, que a su vez se convierten en parte de la rutina.

Pero, ¿cómo se puede lograr un equilibrio entre trabajar, estudiar y ser padre?

Tener en cuenta que la situación es temporal, y que todo será menos estresante al terminar los estudios. También tener presente que este esfuerzo se verá recompensado a nivel laboral y económico.

Buscar momentos en el día para fomentar la unión y convivencia familiar. Estos momentos también serán ideales para salir de la rutina y dejar a un lado las presiones y responsabilidades.

Hacer acuerdos en pareja y con los hijos para repartir las labores del hogar.

Ser realista en cuanto a las expectativas a corto plazo y no permitir que el trabajo o los estudios eviten pasar tiempo de calidad en familia.

Tener un plan de ahorro, para estar asegurados en caso de una emergencia o despido.

No aferrarse a la perfección. Es importante permitirse cometer errores.

• Elegir la opción educativa que más se acomode a los horarios y necesidades familiares y laborales. Hoy en día existen diversas alternativas de estudio, como cursos en línea, a distancia, universidades abiertas o nocturnas.

Tomando en cuenta los consejos anteriores, será mucho más fácil y llevadero el proceso de estudio, mientras se trabaja siendo padre de familia. No importa la edad ni las condiciones económicas, siempre es posible lograr las metas propuestas, teniendo un plan claro y siendo paciente.

Envía tu comentario

Los comentarios están cerrados.