BYP

PUBLICADO POR Bienestar y Patrimonio · EN martes, octubre 6th, 2015

¿Qué seguros debes tener si eres joven?

Cada día, despiertas lleno de vitalidad con un montón de sueños por alcanzar y, por más difíciles que parecen las cosas, tus ganas de comerte el mundo a mordidas nunca desaparecen. Si tienes entre 15 y 29 años, sabes perfectamente a qué nos referimos. En la actualidad, tu grupo de edad integra la cuarta parte de la población mexicana, es decir, perteneces a uno de los segmentos demográficos más grandes del país.

Ahora mismo quieres hacerlo todo y sientes que el tiempo se va como agua, pero vivir aceleradamente y sin precauciones no te permitirá concretar tus proyectos. Ser joven no te exime de sufrir accidentes o enfermedades, triste pero cierto. Para lidiar con este hecho, hay algunos seguros que son indispensables en este momento de tu vida:

Seguro de gastos médicos mayores
Este producto te ofrece atención médica en caso de padecimientos comunes o emergencias. Debido a que la tasa de morbilidad de los jóvenes es baja, la mayoría de las aseguradoras te ofrecerán atractivas coberturas con pocas restricciones e incluso complementos a precios accesibles como asistencia en el extranjero.

Al revisar tu contrato, ten muy claros el valor de tu prima, deducible y, en su caso, coaseguro, para saber los montos que deberás cubrir al usar tu seguro de gastos médicos mayores. Además, identifica el tiempo de espera para atender ciertas enfermedades, con tal de no confiarte si surge algún imprevisto antes de que termine dicho periodo. En general, te recomendamos usar este seguro sólo en casos donde el tratamiento rebase el deducible.

¿Qué seguros debes tener si eres joven?

Seguro de vida
El destino es algo que no puede conocerse con exactitud, por eso vale la pena prevenir a nuestros seres queridos de sorpresas desagradables. Un seguro de vida le ofrece a tus dependientes económicos una indemnización si algún día les haces falta, y también te sirve a ti como un fondo de ahorro para la educación superior de tus hijos o la adquisición de un bien inmueble.

Generalmente, por ser joven, la aseguradora te ofrecerá una interesante cobertura a buen precio. Sin embargo, para establecer la cotización, aparte de tus problemas de salud preexistentes o crónicos, la institución financiera también considerará las condiciones de tu zona geográfica, tus hábitos de salud, tus actividades y pasatiempos, y tu historial como conductor. Nuestra sugerencias es que elijas un seguro permanente en lugar de uno a término.

Seguro para auto
Tener un vehículo en tus manos, implica un gran compromiso. No importa que sólo lo uses para ir al trabajo o a la universidad, tener cautela al volante es siempre necesario. Un seguro para auto te sirve para proteger tu auto en caso de que sufras algún siniestro mientras estás al volante; ya sea para hacerte responsable de los daños causados a terceros o para reparar o recuperar una parte del valor de tu carro.

Para ofrecerte una cotización adecuada, la aseguradora tomará en cuenta tus actividades cotidianas y tus hábitos como conductor. Al establecer la negociación, prefiere un deducible más alto para que la prima sea mucho más baja; y procura manejar con mucho cuidado. Si los autos de tus padres y de tus hermanos ya están asegurados, busca que la institución financiera que les presta el servicio, te otorgue un descuento por múltiples pólizas.

Estos tres productos, serán tus mejores aliados para vivir plenamente tu juventud; sin embargo, también es importante que mantengas una buena alimentación, hagas ejercicio, evites excesos, y descanses lo suficiente. Desde hoy, aprovecha cada minuto con la gente que quieres, tomando las precauciones necesarias para procurar tu bienestar.

Envía tu comentario

Los comentarios están cerrados.