BYP

PUBLICADO POR Bienestar y Patrimonio · EN martes, marzo 7th, 2017

Mujeres: ¿cómo gastar menos?

Sí, las mujeres gastan en cosas distintas a los hombres, pues sus necesidades son diferentes y por lo tanto, también lo son sus hábitos de compra. Según la especialista en finanzas, Sonia Sánchez- Escuer, las mujeres son más vulnerables a las compras emocionales o por impulso. El 55% de las mujeres toman las compras como una terapia para mejorar su estado de ánimo. Además, son más propensas a ser persuadidas por promociones y ofertas.

Según la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), el 34% de las compras de mujeres se hacen con tarjeta de crédito. Por todo lo anterior, es importante que las mujeres conozcan a detalle sus hábitos de compra, para así llevar sus finanzas de la forma más práctica posible. Detectar los hábitos financieros que puedan poner en riesgo su patrimonio, debido a los constantes retos que enfrentan a diario: ser profesionista, madre, emprendedora o ama de casa, entre muchos de los roles que las mujeres llevan a cabo actualmente.

Otro aspecto a considerar dentro de las finanzas de los mexicanos son los llamados “gastos hormiga”. Estos se refieren a las compras no contempladas que se llevan a cabo de imprevisto, muchas veces por impulso o por falta de planeación. En el caso de las mujeres, generalmente los gastos hormiga se relacionan con compras por catálogo, ofertas de ropa y productos de higiene, y belleza.

La mujer mexicana gasta 12 de cada 100 pesos en productos de cuidado personal y tiende a comprar ropa en las liquidaciones cada cambio de temporada, muchas veces sin comparar si el descuento realmente es considerable. Además, México es el segundo país de América Latina que más gasta en maquillaje, entre otros artículos que pocas veces se estiman dentro del presupuesto.

Sin embargo, las mujeres también son quienes comienzan a preocuparse por su futuro con anticipación, aunque no siempre son las que toman cartas en el asunto a su debido tiempo. Por esto, y con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer, a continuación mencionaremos algunos tips sencillos para mejorar las finanzas como mujer.

Reduce tus gastos

Por supuesto ahorrar es la mejor forma de proteger tu patrimonio. De esta manera, sea cual sea tu plan de vida, es posible ser independiente, vivir sin preocupaciones y lograr tus metas. Para ahorrar, el consejo es determinar objetivos a corto y mediano plazo y abrir una cuenta específica para dicha meta. También es importante llevar un registro detallado de tus gastos imprevistos, para así poder reducirlos al máximo posible. De esta forma, poco a poco gastarás menos y de forma más práctica. No compres solo por el hecho de ver una oferta o promoción, primero asegúrate de que esta valga la pena y no represente un impacto significativo en tu presupuesto.

No temas a invertir

Si existe algo más efectivo que ahorrar, es invertir. Mientras la primera permite acumular un patrimonio, la segunda te ayudará a generar rendimiento y mayores ingresos. Compra artículos o servicios que te sirvan en un periodo mayor a 1 año. Elige gastar en productos que hagan más práctica tu vida y deja en segundo lugar los que te servirán por un corto periodo de tiempo.

Detecta compras innecesarias

Algo importante para tener finanzas saludables, es construir una riqueza, no un estilo de vida. Como mujer se está expuesta a infinidad de necesidades creadas que pueden estar afectando directamente la forma en que utilizas el dinero. Saber en qué estás gastando tu presupuesto te permitirá analizar a fondo qué es lo que realmente necesitas.

Si tus gastos van enfocados generalmente a actividades específicas, como salir con amigos, procura destinar un presupuesto fijo para dicha actividad y evitar superar esta cantidad. Modas, promociones, estándares de belleza y ofertas son solo algunos de los aspectos que pueden ocasionar gastos innecesarios. Puede parecer difícil evadirlas, pero es posible si determinas tus propios límites, manteniendo así un control de tus finanzas.

Analiza tus prioridades

Al tener presentes tus gastos cotidianos, es mucho más sencillo darle prioridad a lo verdaderamente importante: el pago de una renta, ser puntual en los pagos de la tarjeta de crédito, comprar la despensa, pagar la gasolina del automóvil o una consulta médica. Antes de comprar algo, analiza si realmente lo necesitas, si lo seguirás usando en los próximos 6 meses, si lo compras por moda o porque realmente te gusta y si no afecta tus finanzas.

Como mencionamos, muchos artículos para mujeres se venden por temporadas, por eso, una recomendación es comprarlos justo a finales de cada una. Por ejemplo, compra ropa para calor a finales de la temporada de verano y la de frío a principios de año. De esta forma te asegurarás de adquirirla al menor precio posible sin sacrificar la calidad ni tus gustos.

En el caso de productos de higiene o cuidado personal, opta por comprarlos en tiendas de autoservicio o departamentales, en vez de boutiques. Muchas marcas varían sus costos dependiendo de la tienda donde se venden.

Ordena tu presupuesto

Tras detectar tus debilidades será más fácil gastar tu dinero en lo verdaderamente importante. Si bien las mujeres tienen una percepción distinta a los hombres en la administración de las finanzas, una forma útil de hacerlo es dividiendo tu presupuesto en cuentas destinadas para los diferentes fines. De esta forma será más fácil evitar hacer compras por impulso que puedan desestabilizar tus finanzas personales.

Piensa en el futuro

Como mujer, sea cual sea el rol, se deben enfrentar situaciones que no siempre pueden estar en las manos por completo. Por esto, contar con ahorros es de gran ayuda en caso de un gasto imprevisto o una compra que salga de los gastos cotidianos. La recomendación es ahorrar una tercera parte del sueldo mensual para este fin. Esto también será de gran ayuda para planificar a un futuro a largo plazo, abrir ese negocio que siempre quisiste o simplemente ser independiente una vez llegado el retiro.

Asegura tu salud

Según la revista Forbes, un consejo muy importante dentro del manejo de finanzas personales para las mujeres es contratar un seguro de gastos médicos mayores. Esto debido a que la mujer suele tener necesidades de salud muy específicas, partos, tendencia a padecimientos como cáncer cervicouterino o de mama. Además, la mujer tiene una esperanza de vida 5 años mayor la del hombre, por lo que asegurar un servicio de salud de calidad es indispensable.

Compra más experiencias que cosas

Las mujeres generalmente representan un pilar dentro de los diversos núcleos sociales. Esto significa que muchas veces pongan como prioridad a otros, dejando a un lado los objetivos propios. Viajar, abrir un negocio propio, entrar a un gimnasio, comenzar una actividad artística y muchos otros aspectos propios pueden quedar en segundo término a nivel financiero. Por eso, es importante que las mujeres inviertan en vivir esas experiencias que te garanticen plenitud y satisfacción personal.

Lo anterior es una guía sencilla sobre los principales aspectos que una mujer debe tener presente en el manejo de sus finanzas, para garantizar su independencia, seguridad y cumplimiento de metas sin preocupaciones o dificultades. ¿Tú ya iniciaste tu plan de finanzas personales?

Envía tu comentario

Los comentarios están cerrados.