BYP

PUBLICADO POR Bienestar y Patrimonio · EN jueves, febrero 2nd, 2017

Los tipos de cáncer con mayor incidencia en México

De los más de 100 tipos de cáncer conocidos en México, se registran alrededor 160,000 nuevos casos cada año, con un crecimiento que podría llegar a ser del 15% anual. Cerca del 50% terminan en fallecimiento y aproximadamente el 70% se diagnostican en etapas avanzadas, lo que complica el tratamiento y reduce las posibilidades de supervivencia.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), este padecimiento es un proceso de crecimiento y diseminación incontrolados de células anormales. Puede aparecer en cualquier parte del cuerpo e invadir el tejido circundante y provocar metástasis en puntos distantes del organismo.

El cáncer es una enfermedad ligada a los trastornos genéticos y a la desregulación de procesos biológicos que pueden ser producidos por radiación, contaminación química, del aire y del agua, así como de metales pesados y agentes que interfieren con la maquinaria celular como virus o bacterias..

El comportamiento histórico de esta enfermedad en México, ha sido ascendente. Desde 2001, las cifras han sido alarmantes pues se reportaban 55.2 muertos por cada 100,000 habitantes. A nivel mundial, en 2016 se reportaron 14 millones de casos nuevos de esta enfermedad de los cuales ocho millones resultaron en decesos. En México es la tercera causa de muerte.

Los principales factores de riesgo de la mayoría de los tipos de cáncer son la edad, la obesidad, la inactividad física y el consumo de tabaco y sus derivados, así como el consumo doméstico de combustibles sólidos y el abuso del alcohol.

tipos de cáncer

De los 160 mil casos 55.7% afecta a la población femenina y 44.3% a personas del género masculino.

Síntomas de los tipos de cáncer

Entre mujeres los tipos de cáncer de mayor mortalidad son:

  • De mama con un 15.8%, sus síntomas son: la aparición de nódulos en la mama o en el ganglio de la axila, secreción anormal a través del pezón, cambio en la coloración o en las características en la piel de la mama y retracción del pezón
  • Cervicouterino, 12%, sus síntomas son: sangrados poscoitales o entre periodos menstruales, flujo vaginal fétido con gotas de sangre, o negruzco y dolor durante el coito
  • Hígado, 7.9%, esta patología muestra síntomas como: pérdida del apetito, sensación de llenura tras comer poco, náuseas o vómitos y un agrandamiento del hígado (se siente como una masa debajo de las costillas del lado derecho)
  • Estómago, 7.5%, es complicado de detectar pues sus síntomas se parecen a la gastritis; hay ardor en el estómago que provoca dolor intenso, dolor en la boca del estómago, sangrado intestinal, y ya en etapas muy avanzadas, se puede sentir una bola en la pared o en la boca del estómago
  • Tráquea, bronquios y pulmones, con 6.4%, su sintomatología puede variar dependiendo de su localización pero en general, hay tos persistente, expectoraciones sanguinolentas y si el tumor se encuentra cerca de la pleura, podría ocasionar dolor en el pecho

En el caso de los hombres los tipos de cáncer más comunes son:

  • Próstata, con 17%, sus síntomas pueden presentarse como: interrupción de la orina, necesidad de orinar sin poder hacerlo, crecimiento de la próstata e incluso fracturas de huesos
  • Tráquea, bronquios y pulmones, 11.7%
  • Estómago, 9.2%
  • Hígado, 7.4%
  • Colorectal, 7.1%, este tipo de cáncer se manifiesta a través de sensibilidad y dolor abdominal en la parte, sangre en las heces, diarrea, estreñimiento o heces delgadas y con la pérdida repentina de peso

Además, la leucemia, los linfomas y el sarcoma predominan en la infancia pues pueden aparecer desde etapas muy tempranas e incluso antes del parto.

Si bien cada uno de los tipos de cáncer tiene síntomas específicos, hay señales generales de la presencia de tumores malignos como fiebres inexplicables, fatiga, pérdida de peso y malestar general que incluye debilidad y mareos.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), citado en el Boletín del INEGI fechado el 30 de enero de 2015; alrededor de 30% de los casos de cáncer pueden ser prevenidos, y en el caso de los cánceres asociados al sistema respiratorio, el porcentaje podría llegar hasta un 70%.

La mayoría de los casos podrían curarse mediante cirugía, radioterapia o quimioterapia; especialmente, si se detectan a tiempo, reduciendo así el costo del tratamiento y de los estudios requeridos, así como el malestar y la estancia en hospitales.

En algunos países en desarrollo, 20% de las defunciones por cáncer podrían prevenirse mediante la vacunación contra el virus de papiloma humano (VPH) y el virus de la hepatitis tipo B. En el último perfil oncológico del país, la OMS reportó que en México se vacuna contra el VPH a los 9 y 11 años; además, la vacuna contra la hepatitis B se aplica al nacer, a los 2 y a los 6 meses.

Panorama a futuro en México

Actualmente en el Instituto Nacional de Cancerología (INCan) tiene la iniciativa llamada Registro del Superviviente de Cáncer, un archivo que identificará a las personas que vencieron la enfermedad, para comprender sus necesidades físicas, emocionales y sociales.

El INCan también se encuentra trabajando en la creación del primer Registro de Cáncer, una oportunidad para plantear presupuestos para contrarrestar la enfermedad, identificar síntomas y aplicar mejores tratamientos en conjunto con instituciones médicas.

La relevancia que el cáncer ha tenido a lo largo de la historia no sólo se debe al incremento constante de las tasas de incidencia y mortalidad, sino también al impacto económico que genera su atención en los servicios de salud y en las familias de los pacientes.

Es indispensable que te realices chequeos constantes. Si crees que algo está mal, acude a tu médico de cabecera para que pueda ayudarte en conjunto con tu historial médico y si es necesario, buscar ayuda especializada, la prevención podría salvar tu vida.

Envía tu comentario

Los comentarios están cerrados.