BYP

PUBLICADO POR Bienestar y Patrimonio · EN jueves, julio 9th, 2015

Libérate del estrés en 3 niveles

En la actualidad, el estrés se ha convertido en casi un hábito para la gente que vive en las grandes urbes. Este nerviosismo constante que sientes a diario te genera más daño que te imaginas a largo plazo, por eso es indispensable encontrar formas para mantenerte tranquilo. A continuación, te compartimos algunas sugerencias para liberarte del estrés en 3 niveles:

En los próximos minutos

Sobre todo si trabajas por varias horas en una oficina, lo primero que debes hacer es alejarte unos minutos de la pantalla. Toma diez respiraciones profundas: siente como el aire va pasando por tus vías respiratorias mientras se alenta tu ritmo cardiaco. Ahora, cierra tus ojos y visualiza un escenario relajante para ti. Después, imagina que todos tus músculos están enredados y ve soltándolos poco a poco desde los pies hasta la cabeza. Cuando hayas terminado, abre tus ojos despacio.

Si tus labores implican estar de un lugar a otro, tómate un instante para apagar tu celular por completo. Cepíllate el cabello o date un masaje suave en la cabeza para relajar las terminaciones nerviosas cercanas a tu cerebro. Finalmente, aplica un poco de presión en el espacio central de la palma de tu mano ubicado justo en medio de tus dedos pulgar e índice. Verás como en un instante habrás liberado gran parte de la tensión.

Para quienes trabajan en un local o negocio pero se mantienen frecuentemente en movimiento, funciona escuchar música clásica o ver algunos videos en la red cuando se sienten muy ansiosos. Si estás a punto de estallar por algún conflicto, colócate un poco de agua fría en las muñecas y detrás de las orejas. En estas zonas pasan arterias mayores, por lo cual, al enfriarlas, generan calma inmediata desde el flujo sanguíneo.

Libérate del estrés en 3 niveles

En los años siguientes

El estrés provoca un desbalance general en todos los órganos y tejidos de tu cuerpo. Por eso, una de las primeras formas de prevenirlo es cuidando tu salud. Procura alimentarte balanceadamente, dormir de siete a ocho horas diarias y hacerte chequeos generales periódicamente. Considera la adquisición de un seguro de gastos médicos para protegerte ante cualquier imprevisto.

Indudablemente, una de las circunstancias que genera más estrés entre los ciudadanos contemporáneos son las deudas. Procura no exceder tu capacidad de compra y mantener al corriente los pagos de todas tus deudas. Esto no solo evitará que te sientas presionado con frecuencia sino también te permitirá ahorrar un poco de tus ingresos al evitar gastos innecesarios. Una adecuada administración de tus finanzas personales te brindará salud emocional.

¿Sabías que estar con tus seres queridos favorece un estado de ánimo positivo? Con tanto que hacer diariamente, seguro olvidas pasar tiempo de calidad con tu familia y tus amigos. Platiquen con regularidad, salgan juntos el fin de semana y, sobre todo, manténganse cerca. Cuando te sientas abrumado porque algo no está saliendo bien o tengas un problema que resolver, acércate a quienes desean lo mejor para ti.

Para siempre

Siendo tan complicado a veces mantenerse tranquilo por un par de horas, te preguntarás ¿cómo puedes mantenerte tranquilo para siempre? En realidad, solo es cuestión de actitud. Inicialmente, debes mantenerte optimista ante las circunstancias aunque parezcan muy complicadas. Con la mente despejada encontrarás muchas más soluciones que estando preocupado.

También es común que, en diversas ocasiones, te molestes cuando los demás no cooperan contigo. Sin embargo, debes tener claro que las personas no pueden ser y actuar como tú lo deseas. Si buscas que algo se modifique en tu entorno, debes cambiar tú primero. Resuelve lo que esté en tus manos y evita cargarte asuntos que no te corresponden.

Liberándote del estrés tendrás una mejor disposición para realizar todo lo que anhelas. Si estás tranquilo, convives con tu alrededor en armonía. No permitas que la tensión se apodere de ti: atiende tus pendientes uno a la vez y bríndate un descanso adecuado.

Envía tu comentario

Los comentarios están cerrados.