BYP

PUBLICADO POR B Y P · EN jueves, septiembre 3rd, 2015

Lo más buscado sobre los seguros de gastos médicos

Mantener un buen estado de salud es la única forma de vivir plenamente. Como trabajador asalariado, cuentas con la asistencia del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para atender todos los padecimientos que afecten tu estado físico y mental. Sin embargo, debido a la alta demanda que tiene esta dependencia gubernamental, se vuelve necesario un complemento. Para eso existen los seguros de gastos médicos.

Si has pensado recientemente en invertir en este tipo de producto, pero no te has decidido por falta de información, sigue leyendo para que conozcas las respuestas a las preguntas más frecuentes de nuestros clientes cuando nos piden asesoría.

¿Qué son la suma asegurada, el deducible y el coaseguro?

Al contratar un seguro de gastos médicos, es muy importante que tengas muy claro qué son estos tres conceptos y qué cantidad monetaria representan. La suma asegurada es el monto máximo que te ofrece el seguro para cubrir las necesidades de cualquier padecimiento en caso de enfermedad o accidente, la cual puede ir de los $300,000 a los $100,000,000 de pesos.

Para recibir la asistencia médica que necesites después de sufrir algún siniestro o accidente, deberás pagar a la aseguradora el deducible para que ésta se haga cargo de todo. Esta cantidad fija, la estableces desde que firmas tu contrato y depende de la prima mensual que corresponde al seguro adquirido.

Después de que te den de alta, debes tener claro si vas a cubrir parte de la cuenta final del hospital. A esto se le llama coaseguro, y va del 0% al 30% sobre el monto total que te cobre la institución de salud. Al igual que el deducible, esto debe definirse desde que inicias tu convenio con la aseguradora.

Untitled design

Si estoy enfermo o sufro algún accidente, ¿puedo atenderme en cualquier hospital?

Sí, mientras pertenezca a la red médica de la aseguradora. La institución financiera que te preste el servicio, puede cubrir tu atención bajo dos esquemas: pago directo, que implica los honorarios de médicos y hospitales; y pago por reembolso, regresando el dinero que hayas erogado para solventar medicamentos, honorarios médicos o internamiento. En este último caso, te solicitan la factura para aplicar la devolución monetaria.

La aseguradora valora cada institución de salud por categorías. Si vas a un hospital de categoría más alta que la que cubre tu seguro, se te penalizará sobre el deducible y el coaseguro, es decir, deberás pagar más dinero. En cambio, si vas a uno de categoría más baja, los montos de estos conceptos se te bonifican. Por eso, debes tener siempre a la mano el listado de hospitales que trabajan para la aseguradora de tu preferencia.

¿El seguro cubre gastos de maternidad?

Sí, contratándolo desde un principio o adquiriendo un complemento posteriormente. En este caso, no se aplican ni el deducible ni el coaseguro y, si hubiera complicaciones por césarea, la madre y el bebé quedan cubiertos. Para hacer válida esta cobertura, debes esperar 10 meses como mínimo y puedes recibir entre $15,000 y $45,000 pesos como indemnización por los gastos que realices.

¿Puedo hacer válido mi seguro en el extranjero?

Al igual que en la situación anterior, debes contratar la cobertura en el extranjero para estar seguro en tus viajes. De esta manera, puedes cubrir gastos por emergencia o accidente estando fuera de México y/o recibir asistencia de parte de la aseguradora para cubrir todos los gastos que se generen, ya sea para devolverte tu salud mientras estás en determinado país o incluso para regresarte a territorio nacional en condiciones médicas adecuadas.

¿Qué restricciones tienen los seguros de gastos médicos?

Primeramente, no aplican para personas mayores de 70 años y, algunos productos, tampoco para mayores de 64. Un seguro de gastos médicos no cubre enfermedades terminales, cirugías estéticas innecesarias para mantener una óptima calidad de vida; personas que realicen trabajos riesgosos, deportistas profesionales ni individuos a quienes se les hayan diagnosticado enfermedades degenerativas.

Un seguro de gastos médicos le ofrece la oportunidad a ti y a tu familia de recibir atención médica óptima. Te recomendamos elegir a la aseguradora que te ofrezca planes flexibles de acuerdo con tus necesidades. No adquieras complementos extra que sean ajenos a tu estilo de vida porque podrías rebasar tu capacidad de pago. Algo tan valioso como tu salud debe quedar siempre en las mejores manos.

Envía tu comentario

Los comentarios están cerrados.