BYP

PUBLICADO POR Bienestar y Patrimonio · EN jueves, febrero 25th, 2016

Las 8 enfermedades más comunes de la tercera edad

La vejez es una etapa para la que debes prepararte con anticipación. Todos los hábitos que mantengas en tu juventud impactarán en la calidad de vida que tengas cuando seas anciano. De hecho, se estima que para el año 2050 más de la cuarta parte de la población en México será mayor de 60 años. Si eres de los que formará parte de este sector en ese entonces, te conviene saber cuáles son las enfermedades más comunes de la tercera edad con tal de tomar tus precauciones.

Diabetes
Ésta es una de las principales causas de muerte en México. La diabetes mellitus es una alteración del metabolismo provocada por la incapacidad del organismo para asimilar la glucosa debido a una producción insuficiente de insulina o un procesamiento inadecuado de la misma. Padecer esta afección implica un cambio de hábitos alimenticios muy radical y la inversión constante en medicamentos para mantener el cuerpo en estado saludable.

Enfermedades cardiovasculares
El consumo desmedido de alimentos grasosos puede derivar en el engrosamiento de las paredes internas de las arterias, lo cual evita la irrigación correcta de sangre a tejidos y nervios. Trastornos como la hipertensión o la arteriosclerosis representan un peligro para tu sistema cardiovascular, haciéndote más susceptible a sufrir insuficiencia cardiaca o renal, derrame cerebral o infartos. Acude con el cardiólogo si percibes molestias recurrentes en el pecho.

Cáncer
Cuando las células del cuerpo se dividen sin control y comienzan a esparcirse a los tejidos circundantes, se dice que se padece cáncer. Aunque hay tipos más agresivos que otros, en general su tratamiento es costoso y muy doloroso. Los cánceres que afectan con mayor frecuencia a los mexicanos después de los 40 años son los de pulmón, útero, seno y próstata. A partir de esta edad, es indispensable que te realices estudios de rutina periódicamente.

Trastornos neurodegenerativos
Al envejecer, la cantidad de neuronas del cerebro disminuye, sin embargo, la muerte desmedida de estas células provoca la pérdida progresiva de memoria y de otras capacidades mentales. Los males de Alzheimer y de Parkinson son dos de los trastornos neurodegenerativas que se asocian más a la demencia senil en adultos mayores de 60 años. Desafortunadamente, aún no se desarrollan tratamientos que los curen.

Las 8 enfermedades más comunes de la tercera edad

Osteoporosis
El déficit o la metabolización inadecuada del calcio y la vitamina D generan pérdida de masa ósea, padecimiento conocido como osteoporosis. Esto hace que los huesos se debiliten de manera gradual, volviéndose susceptibles a fracturas por golpes mínimos o movimientos bruscos. Esta enfermedad es más frecuente en las mujeres durante el climaterio, debido a que disminuye bastante la producción de estrógeno, hormona que favorece la fijación de calcio en el sistema óseo.

Pérdida de visión
Con el tiempo, la agudeza visual de todos los seres humanos disminuye pero, en algunos casos, el tejido ocular sufre daños colaterales por otros afecciones o, simplemente, por falta de cuidado. Trastornos como el glaucoma, las cataratas, la tensión ocular y la degeneración macular pueden prevenirse si después de los 40 años asistes a una revisión oftalmológica cada 12 meses. Ante cualquier anormalidad que detectes en tus facultades visuales, busca tratamiento oportuno.

Sordera
Después de los 60 años, algunas personas suelen sufrir presbiacusia, padecimiento que se caracteriza por una disminución auditiva suficiente para limitar su dinámica social. En algunas ocasiones, independientemente de la edad, esto puede comenzar debido a un crecimiento óseo anormal en el oído medio conocido como otoesclerosis, el cual comienza desde el principio de la adultez sin mostrar síntomas. Para evitar la sordera en la senectud, agenda revisiones periódicas con un otorrinolaringólogo de confianza.

Afecciones en las articulaciones
A pesar de ser ignoradas hasta que se presenta dolor, las enfermedades de las articulaciones generan muchísima incomodidad para la gente de la tercera edad. Tanto la artritis (inflamación articular) como la artrosis (degeneración del cartílago articular), pueden limitar tu movilidad después de los 40 y de los 75 años, respectivamente. Atiende cualquier malestar a la brevedad para evitar complicaciones posteriores en tus extremidades.

Si bien muchos de los trastornos anteriores surgen por predisposición genética, el sedentarismo, la mala nutrición, la falta de sueño, el alcoholismo, el tabaquismo y la radiación, son factores que también los causan. Procura una buena calidad de vida desde ahora mismo no sólo en términos físicos, sino también financieros. Además de llevar una dieta balanceada, hacer ejercicio y dormir de 6 a 7 horas diarias, asegura tu futuro con un plan de ahorro para el retiro y un seguro de gastos médicos mayores. Tu bienestar está en tus manos.

Envía tu comentario

Los comentarios están cerrados.