BYP

PUBLICADO POR Bienestar y Patrimonio · EN jueves, mayo 14th, 2015

Jubilación: todo un reto para las mujeres

La jubilación es una etapa para disfrutar las recompensas de todos los años de trabajo a lo largo de tu vida. Sin embargo, en México este momento a veces parece inalcanzable para las mujeres. Actualmente, sólo el 18.5% de las mujeres mexicanas mayores de 60 años están pensionadas. ¿Qué situaciones determinan que ellas reciban o no un retiro decoroso?

Condiciones socioculturales

Para alcanzar la jubilación, los trabajadores deben alcanzar cierta edad y cotizar una cantidad específica de semanas ante su institución de seguridad social. En 2015, la edad mínima para que una mujer mexicana se jubile es de 51 años con al menos 1250 semanas cotizadas.

Alcanzar estas cifras se convierte en todo un reto para ellas si se considera que la mayoría cotiza menos horas cuando se convierte en madre. Algunas, incluso, dejan de laborar después de tener su primer hijo, situación que las vuelve completamente dependientes de su marido o de sus hijos en su vejez.

Esperanza de vida

Del mencionado 18.5% de pensionadas, el 47% lo es de manera indirecta, es decir, por viudez, orfandad o ascendencia. Cuando su marido fallece, únicamente reciben dos terceras partes de su pensión, monto que apenas les alcanza para mantenerse.

Si tomamos en cuenta que la esperanza de vida de las mujeres en México rebasa la de los hombres por 5 o 7 años, se vuelve apremiante que cada una tenga un control propio del dinero para su retiro, independiente del que pueda recibir de su cónyuge.

Jubilación: todo un reto para las mujeres

Menos riesgo en inversión

A diferencia de los varones, las mujeres mexicanas tienden a arriesgarse menos a la hora de invertir su dinero. Generalmente, ellas invierten en certificados de depósito o en fondos de inversión con menor movimiento financiero.

Muchas veces creen que sus ahorros están más seguros en este tipo de instrumentos financieros; sin embargo, éstos sólo protegen su dinero, pero no lo hacen crecer porque la tasa de rendimiento es mínima. Con una adecuada asesoría financiera, pueden determinar la manera más efectiva de invertir sus ingresos.

Para complementar tu pensión y asegurarte una vejez tranquila, te sugerimos contratar un plan de ahorro garantizado para el retiro que proteja tu dinero y tus rendimientos hasta el final del plazo que elijas. Bienestar y Patrimonio, además de brindarte esta protección, te ofrece la Cobertura Mujer, un complemento especial para respaldarte ante padecimientos frecuentes de tu género.

Cotiza hoy mismo y garantiza tu futuro. Mujer prevenida vale por dos.

Envía tu comentario

Los comentarios están cerrados.