BYP

PUBLICADO POR Bienestar y Patrimonio · EN martes, mayo 17th, 2016

¿Dónde y cuándo hacer tu boda?

Llega el día después de algún tiempo juntos, en el que tú y tu pareja deciden dar el siguiente paso. Sí, la sola idea trae consigo infinidad de pensamientos, preguntas, preocupaciones, inquietudes, alegría y responsabilidad, pero una de las cosas que primero viene a la mente es: ¿y la boda?

¿Cuánto cuesta hacer una boda? El simple hecho de pensar en la planeación del que será el día más importante de sus vidas puede sonar demasiado complicado, sin embargo si se hace con tiempo, nada tendrá porqué salir mal.

Una vez que se decide comenzar a planear una boda, llegan a la mente muchas dudas y elecciones por tomar juntos, sin embargo se debe comenzar por el principio: ¿dónde y cuándo casarnos? Estas 2 preguntas serán fundamentales para comenzar a preparar todo lo demás.

Definir el presupuesto

¿Cuál es el total máximo que están dispuestos a gastar en la boda? Con esto hablamos de la cantidad que cada uno pueda aportar, más lo que puedan recibir como regalo por parte de sus padres y/o padrinos si es que los habrá.

Pueden comenzar con un plan de ahorro, o tal vez en algún momento lleguen a considerar pedir un crédito. Si es así, procuren que sea una cantidad que puedan pagar antes de tu boda. De esta forma podrán disfrutar de la fiesta y los días posteriores como recién casados sin preocupaciones.

boda

Teniendo definido el presupuesto completo, se podrá plantear el número de invitados, para entonces comenzar a tomar las siguientes decisiones.

El estilo del evento

Cada boda es distinta, y la diferencia en gran parte la hace el estilo que cada pareja elige para la fiesta. Desde bodas clásicas, hasta estilo oriental, modernas, minimalistas o vintages, las bodas son eventos en los que se puede dejar fluir la creatividad.

El estilo de la boda muchas veces es definido por la personalidad de los novios, quienes desde el principio deberán tener claro el concepto de la fiesta, para así decidir entre una gama de opciones, desde las más sencillas, hasta las más ostentosas de acuerdo al presupuesto establecido.

¿Será solo por el civil, o también por la iglesia? Este es un punto que también influirá para prever los próximos gastos, pues en el caso segundo se debe tomar en cuenta un pago a la iglesia elegida.

El lugar

No es lo mismo planear tu boda en un salón de fiestas en la ciudad, en invierno, que una en un jardín en provincia durante el verano. El lugar debe ir acorde al estilo que quieran darle al evento, el número de personas y la temporada en la que decidan casarse.

Generalmente resulta más barato casarse en época de invierno, pues la mayoría busca las fechas de verano y otoño. Es más sencillo conseguir fechas en salones de eventos, pues para hacer una boda en jardín deben considerarse aspectos como la temporada de lluvias, templetes y hasta reglas de etiqueta para los invitados. Además un jardín en la ciudad resulta más caro que un jardín a las afueras. Es cuestión de buscar con tiempo, para encontrar el ideal.

El costo por invitado puede ir en promedio desde los $200 en adelante y no varía demasiado entre un jardín o un salón, sin embargo influyen otros aspectos incluídos en la contratación. Aunque todo dependerá de si la planeación la llevarán a cabo ustedes o recurrirán a un wedding planner, generalmente los servicios básicos que van incluídos en el paquete que ofrecen los lugares para bodas incluyen:

  • Mueblería (sillas, mesas, periqueras, etc)
  • Personal de limpieza
  • Meseros
  • Lugar (jardín o salón)
  • Equipo de sonido
  • Vajilla y cristalería
  • Mantelería
  • Arreglos florales
  • Menú
  • Mesa de postres
  • Descorche libre

Algunos pueden incluir servicios más específicos, como

  • Planta eléctrica de emergencia
  • Fotografía profesional
  • Estacionamiento – Valet Parking
  • Coordinador – Wedding Planner
  • Trámites para boda civil

Como mencionamos, es muy importante comenzar a planear tu boda con bastante tiempo de anticipación. Esto no solo con el objetivo de ahorrar lo suficiente, también para poder llevar a cabo la preparación y organización sin prisas. Con eso nos referimos también a dedicar un tiempo para comparar precios entre proveedores y así tomar la decisión más conveniente.

No existe una tabla de tiempos ideal, pero un consejo es iniciar con la planeación al menos 9 meses antes de la fecha establecida con los pasos que mencionamos antes. Entre más opciones coticen, tendrán un mejor panorama de los estándares de calidad versus precios y nada los tomará por sorpresa conforme la fecha se acerque.

Sigue pendiente, pues continuaremos con consejos para otros aspectos en la preparación de tu boda en próximas publicaciones.

Envía tu comentario

Los comentarios están cerrados.