BYP

PUBLICADO POR Bienestar y Patrimonio · EN jueves, mayo 26th, 2016

Desarrolla su creatividad para favorecer su desempeño académico

La creatividad es la capacidad que tienen todos los seres humanos para resolver un problema de distintas formas. A partir de ésta, tienes la posibilidad de ligar la realidad con su imaginación, lo cual les facilita comprender su entorno de una manera única y, si lo requieren, proponer formas novedosas y originales de abordarlo.

Desde que tus hijos nacieron, seguramente no has dejado de pensar en darles lo mejor: una vivienda digna, una educación de calidad, momentos inolvidables de diversión, entre otras cosas. Pero, ¿ya pensaste en cómo ayudarles a desarrollar su creatividad? Esto es de suma importancia porque dicha capacidad será la que les ayude a concretar exitosamente todos sus proyectos, desde ser buenos estudiantes hasta ser profesionistas destacado.

Según la edad que tengan, hay diferentes formas de promover la creatividad de tus hijos. Durante los primeros dos años, lo ideal es mantener a los niños en espacios que estimulen todos sus sentidos y los inviten a explorar sus posibilidades motoras. Después de esta etapa, ya puedes inscribirlos a clases de alguna disciplina artística o deportiva.

Independientemente de los recursos que elijas para desarrollar su potencial creativo, debes saber que brindándole tales herramientas les estás ayudando a ser mejores personas. ¿Quieres estar seguro de que vale la pena pagar sus clases de pintura o natación? A continuación te decimos cómo les beneficiarán a corto y largo plazo.

 

creatividad apoyo

 

  • Sentirse capaz de crear algo desde cero, vuelve a los niños seguros de sí mismos. Cuando tus hijo se dan cuenta de que pueden lograr lo que quieran, su autoestima se fortalece. Siempre que te muestren un nuevo logro, felicítalos por el buen trabajo que han hecho y, si es pertinente, diles cómo mejorar. Para los niños es muy importante el reconocimiento de sus padres, sin éste su carácter puede volverse más débil.
  • Si tus hijos pueden resolver problemas de distintas maneras, son menos susceptibles al estrés. Como saben que existen varios caminos para llegar a un objetivo, no se frustran cuando alguno no los lleva a donde deseaban. Al contrario, buscan opciones para llegar a su meta y difícilmente se rinden hasta conseguirla. Impulsa a los niños a solucionar sus conflictos por su cuenta desde pequeños y se convertirán en adultos flexibles y autónomos.
  • Al no tener límites para su propio pensamiento, los niños no rechazan ideas distintas a las suyas. Por lo tanto, son mucho más tolerantes con los demás y les es más sencillo hacer amigos. Mediante el desarrollo de su creatividad, tus hijos no sólo entenderán que puede materializar cosas increíbles por su cuenta, sino también que con la ayuda de otros pueden maximizar el impacto de sus ideas.
  • Con tanta curiosidad e imaginación, a tus hijos se les facilitará ampliar sus conocimientos. Su ávido deseo de aprender nuevas cosas, los dotará de un alto nivel de inteligencia, un amplio vocabulario e infinidad de habilidades que favorecerán su desempeño académico y profesional a lo largo de su vida. Si te preguntan algo pero no sabes la respuesta, enséñales dónde y cómo encontrarla.
  • Si no temen equivocarse, los niños desarrollarán propuestas innovadoras en cualquier ámbito. Déjalos enunciar ideas sin sentido porque son justamente esas las que les permitirán proponer cosas diferentes un día. Mientras más espontánea sea su personalidad, mayor será su libertad para relacionarse con los demás y dar sugerencias vanguardistas tanto en la escuela como en su trabajo.

Cada experiencia que estimula la creatividad de tus hijos, les brinda más elementos para sobresalir en su vida. Además de participar en sus juegos e inscribirlos a actividades extracurriculares, asegúrate de que el colegio que elijas para ellos contemple en su modelo educativo el desarrollo del pensamiento creativo de los estudiantes.

Tu deber como padre es impulsar a tus niños a seguir sus sueños y explorar todas sus capacidades. No los presiones innecesariamente ni critiques sus errores, mejor enséñales a aprender de éstos. Siempre demuéstrales lo orgulloso que te sientes de ellos y lo especiales que son. Con amor y paciencia, los verás convertirse poco a poco en gente de bien.

Envía tu comentario

Los comentarios están cerrados.