BYP

PUBLICADO POR Bienestar y Patrimonio · EN martes, septiembre 6th, 2016

¿Cuánto cuesta el tratamiento de la osteoporosis?

La osteoporosis es una enfermedad metabólica ósea que hace porosa la estructura de los huesos, provocando fracturas a quienes la padecen. Es una patología poco conocida y diagnosticada en nuestro país. Aunque, cerca de 75 mil fracturas óseas son registradas anualmente por osteoporosis u osteopenia y se estima que 1 de 3 mujeres y 1 de cada 12 hombres mayores de 50 años sufren este padecimiento. El Centro de Especialidades Médicas Integradas (EMI), informó que del total de mexicanos que padecen este mal, 6.7 millones tienen entre 35 y 60 años y 3.5 millones, arriba de los sesenta.

Un estudio en el 2010 apoyado por la Fundación Internacional de Osteoporosis con datos de personas mexicanas, estima que 17% de las mujeres y 9% de los hombres mayores de 50 la presentan en la columna lumbar, y 16% de mujeres y 6% de hombres también mayores de 50 años la tienen en la cadera.

La Comisión de Salud señaló que los costos de atención por osteoporosis y osteopenia, más las fracturas causadas, serán 42% más altos en 2020, en comparación con 2010. El gasto público y privado para atender estos casos en 2015 fue de MXN $6,185,000,000 y ascenderá a MXN $7,359,000,000 en 2020. Equivalente a un costo por caso entre MXN $72,000 y MXN $250,000, dependiendo de la prótesis, medicamentos, el tiempo de hospitalización y el tipo de institución (pública o privada).

No hay síntomas para detectar la aparición temprana de la osteoporosis y muchas veces se producen fracturas, una pérdida de altura o se comienza a tener una postura determinada al estar de pie antes de poder ser diagnosticado con la enfermedad.

osteoporosis

¿Cómo se presenta y qué hacer con la osteoporosis?

El cuerpo necesita minerales, pues los huesos son un tejido vivo que constantemente está siendo renovado; la osteoporosis se produce cuando el organismo deja de regenerarlos. Algunos de los factores de riesgo para la pérdida de hueso pueden ser:

  • Tener una baja estatura y un bajo peso corporal
  • Ser caucásico (blancos y asiáticos)
  • Nunca embarazarse
  • Haber presentado enfermedades como la anorexia, depresión, problemas de tiroides, anemia perniciosa, mieloma múltiple, síndrome de Cushing y la enfermedad de Crohn
  • Ingerir demasiadas grasas y azúcares
  • Beber grandes cantidades de alcohol, refresco y café
  • No hacer ejercicio
  • Haber pasado por la menopausia
  • Tener un historial familiar de osteoporosis
  • Ausencia de menstruación en las mujeres durante largos períodos de tiempo
  • Fumar
  • Consumir algunos medicamentos por periodos prolongados como los corticoides, fenitoína, carbamazepina, L-Tiroxina, warfarina, antidepresivos, heparina, metrotrexate y furosemida

A partir de los 30 años, la densidad ósea comienza a disminuir 8% cada década y las mujeres son más propensas a desarrollarla después de la menopausia debido a la falta de estrógeno.

Para evitar o retrasar la aparición de la esta enfermedad y disminuir el riesgo de que se produzcan fracturas te recomendamos algunas medidas de prevención de la osteoporosis, como:

  • Incluir en tu dieta vitaminas y minerales como calcio, vitamina D, magnesio, zinc y silicio, entre otros, que en su mayoría se encuentran en lácteos, frutas, verduras y algunos cereales. Se recomienda ingerir diariamente de 2 a 3 porciones de lácteos y limitar el consumo de refresco, alcohol, café, carnes y sal. En ancianos, se recomienda el suministro de minerales en forma de suplementos.
  • Mantener una vida activa, ya que es beneficioso a cualquier edad. Realizar ejercicios de resistencia, así como caminar 20 minutos diarios, practicar paso rápido, gimnasia, danzas, aparatos, pilates con aparatos, montar en bicicleta, nadar o subir escaleras. Una actividad física razonable, adaptada a la edad y características de la persona, incrementa la coordinación y potencia los músculos y el equilibrio.
  • Prevenir caídas
  • Exponerse diaria y directamente al sol por 10 o 15 minutos
  • Realizar una densitometría de forma periódica; no inferior a dos años, sobre todo en mujeres con factores de riesgo, después de la menopausia, con antecedentes familiares, o aquellos pacientes que toman corticoides de forma crónica.

Es necesario recurrir a un especialista en osteoporosis, pues es el único médico que tiene la capacidad de evaluar y decidir qué tipo de tratamiento es el adecuado para el paciente, por lo que se debe de evitar la automedicación y el consumo de remedios caseros, ya que pueden resultar contraproducentes.

Envía tu comentario

Los comentarios están cerrados.