BYP

PUBLICADO POR Bienestar y Patrimonio · EN martes, mayo 10th, 2016

Cosas que nadie te dice sobre el parto

Desde el momento en que una mujer sabe que está embarazada, comienza a recibir consejos, advertencias y opiniones generalmente encontradas sobre la mejor forma de llevar el embarazo y la maternidad en sí.

En efecto, nadie te enseña a ser madre, y si bien la mayoría de los consejos son ciertos y efectivos, también es verdad que no funcionan para todas las mujeres. Los avances en tecnología sin duda han marcado la pauta para una mejor atención médica durante el parto en las últimas décadas, dando como resultado una infinidad de técnicas y alternativas para elegir.

Sin embargo existen otras opciones que se acercan cada vez a los métodos tradicionales y naturales, buscando formas terapéuticas con la mínima intervención médica y en las que la madre tenga libertad y poder de decisión.

Todos conocemos más de una experiencia de alguna conocida en el parto, antes o después, ya sea que haya tenido alguna complicación o haya tomado decisiones de último momento. Si bien cada mujer vive el embarazo y parto de forma distinta, hoy en día existen diversas tendencias que abren nuevas posibilidades para vivir este momento con la mayor libertad y seguridad posible.

partos

A continuación hablaremos sobre algunas de las principales dudas y tendencias actuales en el tema:

¿CUÁLES SON LOS TIPOS DE EMBARAZOS?

  • IntrauterinoConsiderado como el embarazo normal e ideal pues no presenta alteraciones y el feto se desarrolla en el útero de principio a fin.
  • Intraabdominal – Generalmente es el resultado de una cesárea en un embarazo previo y es provocado por el desgarramiento de la cicatriz. De esta manera el feto se desplaza a la cavidad abdominal, dificultado el proceso sobre todo en los últimos meses.
  • De alto riesgo – Se presenta más frecuentemente en embarazadas de 35 años en adelante, con diabetes, hipertensión o cualquier otra enfermedad que pueda afectar el proceso de gestación.
  • Múltiple – Es el resultado de 2 o más óvulos fertilizados, que provoca el embarazo de gemelos, mellizos, triates, etc.

 

¿PARTO NATURAL O CESÁREA?

Aunque la cesárea generalmente es recomendada como un método seguro y confiable que permite programar el parto y llevarlo a cabo de forma rápida, no es forzosamente la mejor en todos los casos. Dependerá del tipo de embarazo y las complicaciones o inconvenientes que se hayan presentado durante la gestación.

Asimismo, muchos consideran como la mejor opción el parto natural, pues además de involucrar menos intervención médica, resulta un procedimiento con una recuperación más rápida.

Otro aspecto para tomar en cuenta, es que muchos doctores recomiendan la cesárea sin razón alguna, simplemente porque al ser una cirugía resulta más costosa. Por esto es importante pedir una segunda o hasta tercera opinión una vez que el embarazo está avanzado, para asegurarse de elegir la mejor alternativa.

¿SÍ O NO A LA EPIDURAL?

Por décadas fue la forma de administración de anestesia más utilizada, hasta en un 75% de los partos. Se aplica mediante un catéter que se introduce justo en la membrana de la espina dorsal, proporcionando en cuestión de segundos una disminución del dolor, sin bloquear por completo la sensibilidad.

Tiene muchos beneficios, entre ellos poder controlar la dosis de acuerdo a la intensidad del dolor, sin embargo actualmente hay quienes prefieren evitarla, pues al entrar al torrente sanguíneo, una porción de la dosis llega al bebé. Aunque se asegura que esto no lo daña, muchas madres prefieren evitar en la mayor medida de lo posible que el bebé se exponga a métodos y sustancias externas.

ALTERNATIVAS NATURALES

Mientras la tecnología avanza, también cada vez hay más mujeres que prefieren apegarse a las opciones naturales. Muchos terapeutas consideran que es la mejor forma de recibir a un bebé y asegurar así un estado óptimo de salud sin exponerlo a técnicas artificiales que afecten en un futuro inmediato.

  • Es bien sabido que una de estas formas es el parto en agua, considerado una forma ideal para recibir al bebé en un ambiente natural en el que se favorece el trabajo de parto. Si dice que esta técnica disminuye los dolores, acelera la dilatación, crea una atmósfera más íntima y produce es un impacto menos traumatizante para el recién nacido.
  • Otro método es el llamado “piel con piel” en el cual el bebé se recupera tras el parto en una incubadora junto a sus padres.
  • El parto en casa es una de las alternativas de parto retomadas desde hace algunos años, sobre todo en países europeos desarrollados. Existen muchas opiniones encontradas al respecto, pues mientras algunos obstetras lo recomiendan como una manera natural y más sana de recibir al bebé en camino, algunos médicos creen que puede resultar peligroso tanto para la madre como para el bebé.

Muchas parejas prefieren llevar a cabo el parto en casa pues se genera un ambiente más íntimo y espontáneo en el que la madre realiza el trabajo de parto sin prisas ni medicamentos.

¿CUÁNDO PUEDE APLICAR UN PARTO EN CASA?

Aunque es una práctica reciente, preferida sobre todo por parejas jóvenes que buscan vivir el momento del parto como algo íntimo, natural y libre, definitivamente no es algo que se aconseje en todos los casos. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 15% de los partos requerirán una intervención quirúrgica en algún punto, por más mínima que sea.

Además, una vez que se decide llevar a cabo el parto en casa, se deben tener en cuenta todos los aspectos necesarios: desde contar con un partero u obstetra, hasta los elementos básicos que se requieren para recibir al bebé y darle la terapia adecuada durante sus primeros instantes de vida.

Como mencionamos al principio, nadie te enseña a ser madre, las condiciones del parto no definirán tu maternidad y las decisiones que tomes en el camino para hacerlo sin duda serán las mejores. El parto es el primer encuentro entre madre e hijo en el que lo más importante será la salud y seguridad de ambos.

Conforme avance tu embarazo, consulta a tu doctor todas las dudas que tengas, pide más de una opinión, investiga sobre hospitales, precios y terapias acordes a tu tipo de embarazo.

Cuando el momento se acerque, asegúrate de estar informada sobre todas las opciones, riesgos y beneficios para elegir la alternativa que más te convenga y se apegue a tus convicciones.

Envía tu comentario

Los comentarios están cerrados.