BYP

PUBLICADO POR Bienestar y Patrimonio · EN martes, diciembre 6th, 2016

Consumir productos nacionales fortalecerá la economía del país

Ante la decisión que tomaron los estadounidenses en su pasada elección presidencial, los mercados, en especial el mexicano, deben de generar un plan de acción para amortiguar las consecuencias de estos resultados electorales, ya que el TLCAN (Tratado de Libre Comercio de América del Norte) se encuentra en riesgo de ser modificado, redistribuyendo el 80% de las exportaciones del país, que representan el 25% del PIB.

Una medida de contingencia ante estos futuros cambios económicos es la cultura de comprar productos nacionales o de comprar productos de fabricación local. Actualmente se fabrican muchos productos mexicanos de muy buena calidad que podrían, al ser producidos y vendidos en el país, fortalecer la economía nacional, cuidar a las comunidades y proteger al medio ambiente, además de generar espacios en beneficio de los productores y artesanos para comercializar su mercancía.

Cuando compramos y consumimos los productos nacionales, en el país:

  • Apoyamos a los fabricantes, a los trabajadores y al comercio formal de México
  • Ayudamos a que la economía mexicana se mantenga en constante crecimiento, generando mejores condiciones para laborar
  • Contribuimos al cuidado del ambiente, debido a los procesos que algunos productos de importación reciben para su fabricación o los gases que se desprenden para su distribución
  • Fomentamos que el país dependa de sus habitantes, lo cual trae consigo desarrollo y mejor calidad de vida
  • Fortalecemos la sana competencia entre productos, al igual que un crecimiento más paulatino del mercado reactivando la economía
  • Se impide la creación de oligopolios

Actualmente, al depender todavía de las decisiones que tomará el país vecino, México debe comenzar a volver más dinámico su mercado interno, al igual que fomentar la exportación de los productos nacionales y de aquellos que cuenten con el sello de “Hecho en México”, para incrementar la entrada de divisas extranjeras, creando así empleos, aumentando así la capacidad de consumo.

productos nacionales

Los productores y productos nacionales deberán ir más allá del TLCAN, es decir, deberán diversificar el mercado, además de crear nuevas relaciones comerciales para poder independizar la economía del país. Aunado a esto, las instituciones de comercio exterior deben percibir un mejor presupuesto para lograr estas tareas, juntos, el gobierno y los empresarios, deben ocuparse del fortalecimiento de la economía interna.

Al formar parte primordial de la economía del país, se debe apoyar el crecimiento y creación de PyMes pues generan la mayoría del empleo formal en el país. Hay que tomar en cuenta que la tendencia que actualmente predomina los mercados financieros es la de recuperación, aunque en algunos casos como en el mercado nacional, algunos indicadores económicos como el de confianza por parte de los empresarios y los consumidores están dominados por el pesimismo y la cautela, lo que podría afectar al consumo interno y la inversión.

Esto hace imperativo el hecho de que debemos trabajar en eliminar la corrupción y comenzar a generar confianza y participación en el mercado, para contar con más empresas, mejores empleos y un mercado más sólido con la producción y comercialización en gran medida de productos nacionales.

Hay que tomar en cuenta que en línea circula información que podría confundir a los consumidores al momento de querer comprar productos nacionales. El prefijo 750 que se utiliza en los códigos de barras en México, que contienen los productos que se venden y consumen en el país, sirve únicamente para identificarlos como productos registrados para su comercialización sin importar su país de origen, ensamblado o empaquetado.

Envía tu comentario

Los comentarios están cerrados.