BYP

PUBLICADO POR Bienestar y Patrimonio · EN martes, noviembre 17th, 2015

Cómo regresar a trabajar después de criar a tus hijos

Convertirse en madre es una de las oportunidades más hermosas que la vida puede brindarte. Sobre todo en los primeros años de vida de los hijos, es uno de los roles femeninos más complicados porque su salud, desarrollo y educación dependen enteramente de ti y de su padre (en el mejor de los casos). Por esa razón, las mujeres que deciden formar su propia familia después de ejercer su profesión, suelen abandonar su empleo para dedicarse solo a la crianza de sus niños.

Actualmente, 6 de cada 10 mexicanas dejan de trabajar cuando tienen su primer hijo. Algunas se convertirán en amas de casa de tiempo completo y otras, buscarán la forma de realizarse en el ámbito profesional. Sí, definitivamente es una tarea titánica atender al mismo tiempo las responsabilidades de un empleo y de una familia; sin embargo, existen alternativas para lograrlo de manera victoriosa. A continuación, te decimos cómo regresar a trabajar después de criar a tus hijos.

Comunícate con tu red de contactos laborales
Para informarte sobre las nuevas vacantes en el mercado laboral y los requisitos vigentes para acceder a éstas, consulta a tus compañeros de trabajos anteriores. Ellos sabrán orientarte respecto a las tendencias vigentes en tu gremio de tal manera que puedas preparar el terreno para involucrarte nuevamente en tu área profesional. Además, usa o abre un perfil de LinkedIn para hacerte de nuevos contactos y estar enterada sobre las más recientes oportunidades de empleo.

Mantente en constante actualización
Después de estar tanto tiempo fuera del entorno laboral, es normal que uno se haya perdido los últimos avances relacionados a su carrera. Con el propósito de mantenerte competitiva, infórmate a través de internet sobre la optimización o renovación de procesos en tu área de especialización. Posteriormente, inscríbete a cursos, seminarios o diplomados que te ofrezcan el conocimiento más reciente sobre tu profesión o, incluso, aprende otros idiomas valorados en tu gremio. Así, cuando inicies tu búsqueda de trabajo, será más sencillo cubrir el perfil de las vacantes.

Cómo regresar a trabajar después de criar a tus hijos

Entra a un trabajo de medio tiempo
Si tus hijos aún son unos niños, consigue un empleo de medio tiempo. Tal vez no entrarás desde el principio al puesto que tenías y el sueldo no ser muy alto, pero tendrás un horario flexible que te permitirá convivir más con tus hijos. Cuando hayas sido contratada, seguramente te sentirás un poco insegura porque tus compañeros serán más jóvenes que tú, pero lo realmente importante es la preparación, experiencia y habilidades que has desarrollado desde que iniciaste tu vida laboral. No por haberte convertido en mamá, has perdido tus bases profesionales.

Presta tus servicios como freelancer
Ya sea para pasar más tiempo con tu familia o simplemente para administrar tus horarios a tu manera, trabajar como freelancer puede ser la opción indicada para ti. Ofrece tus servicios como productor o consultor en tu área de experiencia. Esto no sólo te mantendrá actualizada sino también te dará visibilidad sobre las necesidades y la línea de trabajo que tienen las empresas en este momento. No te cierres a una sola oportunidad pero tampoco rebases tu capacidad laboral. Recuerda: como trabajadora independiente tu desempeño profesional está por completo en tus manos.

Abre tu propia microempresa
¿Has estado ahorrando desde que inició tu embarazo? Inicia ya tu propia microempresa con una parte del dinero guardado. Al principio puede parecer una opción complicada y riesgosa, pero, sabiendo organizar tus finanzas, podrás construir un sólido patrimonio para tu familia. Piensa en lo que más te gusta hacer, tus habilidades y saberes, para armar un proyecto de empresa cuya rentabilidad sea sostenible. De esta manera, continuarás con tu trayectoria profesional teniendo total control sobre tus horarios y ganancias.

Retomar tu camino en el mundo laboral será difícil al principio; sin embargo, tus ganas de salir adelante serán el estímulo más fuerte para superar todos los obstáculos que aparezcan. Ya encaminada, evita por todos los medios sentirte culpable por dejar solos a tus hijos algunas horas. Es verdad, como mamá, debes estar siempre al pendiente de ellos, pero también eres una mujer con sueños y objetivos por cumplir. Para todo hay tiempo: no sólo le des mucho amor a tu familia, también date la oportunidad de autorrealizarte. ¡Tú puedes!

Envía tu comentario

Los comentarios están cerrados.