BYP

PUBLICADO POR Bienestar y Patrimonio · EN jueves, octubre 29th, 2015

Cómo organizar un funeral

Cuando lo inevitable llega, no queda más que afrontarlo. La pérdida de un ser querido es una de las experiencias más dolorosas que un ser humano puede vivir. En ese momento en que las emociones están a flor de piel, la mente de quienes deben encargarse de despedir a su amigo o familiar, se nubla y les impide tomar las mejores decisiones. Si esta responsabilidad cae en ti algún día, debes saber cómo organizar un funeral afectando lo menos posible las finanzas familiares.

1. Da aviso del deceso a las autoridades correspondientes
Además de tomarte el tiempo para comunicar el deceso a las personas cercanas al fallecido, es indispensable que des aviso al registro civil y, si no fue muerte natural, al ministerio público, para proceder con el funeral. Si el individuo murió en un hospital, el médico a cargo debe darte su certificado de defunción; en caso de que haya sido en casa, debes solicitarle el mismo documento a un médico particular. Tan pronto lo tengas, es necesario que acudas con éste a la oficina más cercana del registro civil, donde recibirás el acta de defunción del finado y la respectiva orden de inhumación o cremación.

2. Elige el tipo de servicio funerario más adecuado a tu presupuesto
Los costos de los diversos servicios funerarios son muy diversos y, con tal de no endeudarte innecesariamente, debes comparar varias cotizaciones según el costo, la calidad y tu presupuesto. El precio promedio que ofrece el Sistema de Velatorios del IMSS está entre los $7,500 y los $12,000 pesos, mientras que en las agencias funerarias privadas va de los $10,000 a los $180,000 pesos según el nivel de lujo.

En ambos casos, los costos incluyen la recuperación del cuerpo, el embalsamamiento, el ataúd, la velación y el entierro o cremación. La elección de alguno de los servicios es una decisión que debe tomarse cuanto antes; sin embargo, no debes firmar ningún contrato si no está registrado ante la Profeco.

3. Designa a alguien que se haga cargo de todos los pagos
Una vez que hayas decidido qué servicio funerario es el más conveniente, designa a alguien que se haga cargo de todos los pagos necesarios si es que estás muy afectado emocionalmente. Al enfrentar una situación tal, es probable que seas susceptible a olvidar cosas importantes o a actuar basado en la ansiedad. Apoyándote en gente de confianza, podrás manejar este proceso más fácilmente sin necesidad de limitar tus sentimientos respecto al duelo.

Cómo organizar un funeral

4. Establece los detalles de la ceremonia funeraria
Además de los materiales que te proporcione la agencia funeraria durante la velación, es probable que tanto tú como los demás seres queridos del fallecido deseen llevar más cosas para recordarlo como era en vida. De preferencia, lleguen todos a un acuerdo para establecer quienes traerán a la ceremonia arreglos florales, artículos decorativos, fotografías o incluso música; con tal de brindarse apoyo moral y económico.

5. Organiza el traslado de familiares y amigos al cementerio
Si los restos del finado se llevarán a un cementerio o una cripta, y sobre todo si son muchos los familiares que desean acompañar a la persona a su última morada, será necesario organizar el traslado de todos. Primeramente, asegúrate de que todos conozcan la hora exacta de la despedida para evitar cualquier retraso. Cuando los autos de los asistentes no sean suficientes, revisa si la agencia funeraria puede ofrecerles transporte extra o investiga si puedes rentar un autobús.

6. Programa una reunión posterior en memoria de quien falleció
Generalmente, algunos familiares y amigos quieren juntarse un mes después del deceso para honrar a quien ha partido. Además de programar esta reunión en un horario y lugar convenientes para la mayoría, determina cierto presupuesto para ofrecer algunos alimentos a los invitados. Aunque este evento representa un gasto adicional, podrás administrar adecuadamente las finanzas familiares si lo planeas con anticipación.

Una de las mejores maneras de estar prevenido ante la muerte, es contratar un plan a futuro que cubra tus gastos funerarios cuando sea necesario, evitando así meter en apuros financieros a tus familiares. Éste se paga en mensualidades de entre $300 y $1,500 pesos en un plazo mínimo de 2 años y, en algunos casos, puedes transferir sus beneficios a otra persona.

Este 1 y 2 de noviembre, celebraremos el Día de Muertos, una fiesta para honrar con alegría a quienes ya no están con nosotros. Muchos dicen que la vida es demasiado corta, pero lo importante no es su duración sino que la aproveches para dejar una huella valiosa en la gente que te rodea. Por eso, vive intensamente procurando tu bienestar, disfrutando la compañía de quienes amas y realizando cada uno de tus sueños.

Envía tu comentario

Los comentarios están cerrados.