BYP

PUBLICADO POR Bienestar y Patrimonio · EN jueves, julio 23rd, 2015

Aprovecha tu juventud para vivir como rey en la vejez

“Juventud, bendito regalo”, seguramente has escuchado a gente mayor decir eso con gran nostalgia. Estás justo en la edad en que deseas comerte el mundo a mordidas, lo cual da cuenta de tu buen ánimo, pero ¿has pensado en cómo quieres vivir tu vejez? Si aprovechas tu juventud no sólo para divertirte, sino también para cuidarte y concretar todos tus proyectos, vivirás como rey cuando llegues a la llamada tercera edad.

Procura tu salud

Un buen sueldo ayuda a mucho a realizar todo lo que deseas, pero una buena salud es invaluable. Ningún exceso te dejará algo bueno. Procura llevar desde ahora una dieta balanceada, es decir, de 3 a 5 comidas en cantidades moderadas y tomar de 2 a 3 litros de agua como mínimo. Consume poca carne roja y vegetales de hoja verde, y bebe una copa de vino tinto al día; de esta manera, mantendrás estables tus niveles de colesterol y tu corazón en perfecto estado.

Esas noches de fiesta deben ser realmente increíbles pero tampoco es bueno que reduzcas tus horas de sueño indefinidamente. Procura dormir de 7 a 8 horas diarias para que tu organismo se recupere de la energía que desgastas en todas tus actividades. Es probable que muchas veces sientas que tu cuerpo puede aguantar un poco más; sin embargo, debes siempre darle su justo descanso. Si vuelves esto un hábito, cuando llegues a una edad avanzada tendrás fuerza suficiente para seguir activo.

Además, para sentirte de maravilla debes mantener un adecuado estado de ánimo. La vida está llena de dificultades pero nunca debes dejar que eso te haga decaer. Apóyate en tus amigos, platica con ellos sobre las experiencias que les generan dudas o malestares. Sin duda, ellos sabrán cómo motivarte y te brindarán un consejo para resolver tus conflictos. Si tienes pareja, basen su relación en la comunicación efectiva y en una dinámica sexual que ambos disfruten.

Aprovecha tu juventud para vivir como rey en la vejez

Diviértete sin excesos

La rapidez y el vasto volumen de trabajo diario pueden agotarte al máximo y generarte una intensa sensación de estrés. Probablemente sea muy complicado que reduzcas tu carga de trabajo pero si puedes establecer tiempos exclusivamente para divertirte y relajarte. Esto no quiere decir que te vayas a bailar todas las noches o que vayas todos los fines de semana a tomar una copa con tus amigos.

Inscríbete a un club deportivo o centro cultural para practicar tu deporte o pasatiempo favorito. Aprender cosas nuevas previene la degeneración de tu sistema nervioso y mejora tu estado de ánimo porque te libera de la rutina. También puedes visitar nuevos lugares nacionales e internacionales. Conocer perspectivas de vida diferentes a la tuya siempre enriquecerá tu personalidad y tus acciones.

Construye tu patrimonio

Ahora que tienes suficiente fuerza para trabajar y un ingreso constante, es el momento ideal para iniciar la construcción de tu patrimonio familiar. Invierte en la compra de una casa o departamento para que tú y tu familia tengan asegurados un techo donde vivir. Siendo joven puede parecerte que tienes mucho tiempo para adquirir un bien inmueble, pero, en realidad, mientras más pronto realices esa inversión, menos dinero deberás soltar mensualmente.

Otro asunto de gran importancia es tu ahorro para el retiro. En México, la esperanza de vida ronda los 76 a 85 años de edad, y 1 de cada 4 personas mayores de 80, deben trabajar para subsistir. Con la juventud en tus manos puedes preparar mejor tu jubilación. Si guardas un poco de tu sueldo desde este momento, podrás llegar a tus 65 años sin ninguna preocupación económica. Apóyate en tu pareja para obtener una suma mucho más atractiva para ambos.

Bien dicen que la juventud se lleva en la mente y no en el cuerpo. Para que esto sea un hecho en tu vida, sigue todas las recomendaciones anteriores. Ahora que eres joven, aprovecha para aprender de tu alrededor y comparte tus conocimientos con tus compañeros de trabajo y seres queridos. Lo que coseches hoy, dará frutos mañana; así que elige las mejores semillas.

Envía tu comentario

Los comentarios están cerrados.