BYP

PUBLICADO POR Bienestar y Patrimonio · EN jueves, febrero 9th, 2017

El amor cuesta, ¿sabes cuánto?

Por más extraño que parezca, el amor sí tiene precio. Si bien estar enamorado no cuesta, la vida en pareja es muy diferente, desde el cortejo y durante el noviazgo se trata de una inversión, después, durante la convivencia y en el matrimonio, las cosas suelen cambiar.

La conquista o cortejo tiende a costar más a los hombres. Durante esta etapa las personas invierten en transporte, vestimenta, cortes de cabello, tratamientos de belleza, detalles o regalos y las actividades especiales de las citas, es decir, ir al cine, a cenar, a comer, ir a un bar, entre otras.

En las primeras etapas de la relación existe el deseo de agradar a la pareja y se usan múltiples elementos para conquistarla como obsequiarle o regalarle dulces, flores, invitarla a salir, ya sea al cine, a un concierto, u otros lugares. Los obsequios y detalles también generan un desembolso en el que hay que considerar los gustos y preferencias de la otra persona.

Es muy común que en las primeras citas el gasto no se divida pero conforme va pasando el tiempo y ambos se internan en una relación las cosas cambian. En promedio una cita al cine, sin contar transporte, podría variar entre MXN $250 con un combo para los dos o hasta el doble si se quiere una experiencia más VIP. Una salida en la noche a algún bar puede variar incluso desde las bebidas que prefieran y la ubicación en la que se encuentren.

amor

Es cuestión de perspectiva, el presupuesto de una pareja suele variar dependiendo de sus tiempos y como se acomoden a ellos, no es lo mismo ir a desayunar que salir a cenar o ir a algún bar. No se necesita dinero para tener una gran cita, pero sí buen gusto. Es decir, no importa cuánto ganes, sino cómo lo gastas.

Las finanzas durante el amor son un tema algo delicado, en general, muchas parejas no están enteradas de las finanzas personales de su ser querido. Ya sea que estés al comienzo de una relación, acabes de mudarte con el o ella, o estés casado desde hace años, nunca es tarde para analizar cómo se pueden manejar mejor y empatar los ingresos, los gastos y los proyectos individuales.

En México, tres de cada 10 personas no saben cuánto gana su pareja o si tiene deudas. Al invertir la pregunta, la respuesta es que dos de cada 10 mexicanos no lo han compartido. Si nunca hablan de cuánto gana cada quién no sabrán cuánto contribuye cada uno y entonces la carga no es pareja.

Cada pareja deberá encontrar cómo se organiza con el dinero y es muy importante separar las cosas, es decir, entender que el amor es muy distinto a las emociones que se le añaden al dineroY que las responsabilidades que comparten, incrementarán si se mudan juntos, si se casan o si quieren tener hijos. Habrá que pagar renta, servicios como luz, agua e internet/telefonía, pero todo se volverá incluso más cálido y las citas quizá cambien de ritmo.

Cada decisión tiene implicaciones en la vida de una pareja y éstas pueden ser tan decisivas o insignificantes como las metas personales de ambos. Cada uno tiene que expresar aquellos anhelos que no están a discusión y negociar los que sí.

Las relaciones de pareja no sólo involucran el amor y otros sentimientos, también temas financieros. Ahora hay más casos en que ambos contribuyen al gasto. La relación debe tener claro de dónde parten y cuánto puede aportar cada quien. Después, juntos deberán definir en qué quieren gastar. El amor y las finanzas pueden coexistir, simplemente, es cuestión de comunicación.

Ahora, la próxima vez que intentes algo el 14 de febrero, piensa bien en cómo y en qué gastarás tu dinero. La vida en pareja puede ser maravillosa.si aprenden a comunicarse y respetar los tiempos y las finanzas del otro.

Envía tu comentario

Una respuesta a “El amor cuesta, ¿sabes cuánto?”

  1. Gabriel dice:

    We’re a bunch of volunteers and starting a new scheme in our community.
    Your web site offered us with useful information to work on.
    You’ve done a formidable activity and our whole community will probably be thankful to you.