BYP

PUBLICADO POR Bienestar y Patrimonio · EN martes, noviembre 29th, 2016

9 problemas que un fondo de emergencia te ayudará a resolver

Si bien, hay gastos que se pueden evitar, las emergencias pueden tomarnos desprevenidos y afectar nuestro bolsillo dependiendo de su magnitud, es por eso que, siempre es bueno tener una reserva o un fondo de emergencia, que es un ahorro fijo, que según la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) debería ser igual a 3 o hasta 6 meses de tus gastos fijos.

El cálculo de tres a seis meses se debe a que en promedio, es el tiempo que la gente tarda en conseguir un nuevo empleo con las mismas prestaciones y salario que el anterior. Lo ideal sería que el fondo de emergencia contemple mínimo seis meses de tus gastos fijos, es decir, pagar la renta con servicios, tener alimentos, pagar deudas y evitar intereses, además de poder resolver situaciones de emergencia como:

  1. Accidentes
  2. Enfermedades o intervenciones quirúrgicas
  3. Desempleo por despido
  4. Problemas legales
  5. Desastres naturales
  6. Desperfectos en el hogar
  7. Averías del automóvil
  8. Robo
  9. Vandalismo

El cálculo también está previsto por la Ley Federal del Trabajo, que establece que cuando los empleados son despedidos deben recibir una compensación de 3 meses de salario, más veinte días por cada año trabajado, además de las partes proporcionales de prestaciones como aguinaldo, vacaciones o fondo de ahorro, si es que se cuenta con ellas.

fondo-de-emergencias

Además, si cuentas con afore, esta te permite hacer un retiro por entre 30 y 90 días de tu salario base de cotización, pero cuidado, es de considerar pertinente, ya que es un desbalance en el fondo para tu retiro.

Para poder generar un fondo de emergencia, es necesario definir algunos puntos:

  • Establece en qué instrumento debes tenerlo, es necesario que puedas retirarlo en cuanto lo necesites, considera guardarlo en un fondo de inversión corto, pagarés bancarios o incluso cetes, para que pueda crecer un poco, y además, puedas solicitarlo y tenerlo el mismo día.
  • Revisa tu presupuesto, establece los gastos fijos mensuales que tienen que cumplirse y define el monto con el que comenzarás el fondo de emergencia, 10% de tu salario podría ser una buena cifra para comenzar.
  • Haz pequeñas aportaciones, analiza en cuánto tiempo puedes juntarlo todo. Recuerda que la primera meta es juntar 3 meses de sueldo sin dañar tu economía.
  • Elimina gastos innecesarios, comienza a ahorrar hoy y aprovecha cada vez que tengas un dinero extra para incrementar tu fondo.
  • Sé disciplinado, continúa ahorrando y evita deudas o préstamos innecesarios.

La clave de un fondo de emergencia es entender que es para cada vez que lo necesites, pero que siempre debes reponer lo que tomaste y si te es posible, incrementar el porcentaje designado. El ahorro contra imprevistos es primordial en un presupuesto, no olvides ser paciente y constante con esta meta, ya que e sacará de apuros en más de una ocasión y no tendrás que preocuparte por préstamos, créditos o deudas.

Envía tu comentario

Los comentarios están cerrados.