BYP

PUBLICADO POR Bienestar y Patrimonio · EN martes, diciembre 15th, 2015

5 maneras diferentes de celebrar el Año Nuevo

Faltan muy pocos días para que el año en curso termine y dé la pauta para un nuevo comienzo. Además de los propósitos que tengas en puerta para el próximo ciclo anual, ¿qué te parecería celebrar de una manera diferente el cierre de estos 12 meses? Ya sea que tengas poco o mucho dinero disponible, y quieras estar solo o acompañado, hoy te damos 5 alternativas para celebrar la llegada del Año Nuevo.

1. Viajando al extranjero en familia
Quizás ya conozcas la belleza de las playas mexicanas pero, seguramente, no de todas las extranjeras. ¿Te imaginas esperando las 12 campanadas en un entorno veraniego con tu familia? Ciudades como Sydney o El Cairo festejan en grande el Año Nuevo con gran variedad de actividades recreativas y exquisitos platillos. Si, al contrario, prefieres vivir esta temporada rodeado de nieve, Nueva York o Londres son destinos ideales para recorrer con tu pareja y tus hijos.

2. Reuniéndote con tus mejores amigos
Hay quienes celebran la Navidad en familia y el Año Nuevo lo dejan para divertirse entre amigos. Si eres del segundo grupo, puedes consultar si sus restaurantes, discotecas o bares favoritos tendrán algún evento especial este 31 de diciembre. Tengan varias opciones y juntos elijan la que mejor se adecúe a su ánimo festivo. Eso sí, con anticipación, definan un plan para trasladarse a sus hogares o lugar de hospedaje de manera segura.

3. Festejando en el evento de algún hotel
¿Prefieres olvidarte de cocinar y recibir la mejor atención? Una fiesta de Año Nuevo en un hotel podría cubrir ampliamente tus expectativas. No sólo podrás degustar sabrosos platillos preparados especialmente para la ocasión, sino también de un ambiente adecuado para bailar al ritmo de la música. Antes de comprar sus accesos, investiguen las ofertas de varios lugares y pidan opiniones sobre sus eventos con tal de tomar la mejor decisión.

5 maneras diferentes de celebrar el Año Nuevo

4. Ayudando a quienes más lo necesitan
El Año Nuevo se trata de establecer propósitos y disfrutar la experiencia con tus seres queridos, pero también puede ser la oportunidad perfecta para realizar una labor altruista. Visita un albergue, asilo u orfanato de tu ciudad, y apoya al personal para brindarle a sus refugiados un inolvidable momento de calidad. También puedes contactar a alguna de las organizaciones de voluntariado internacional que llevan brigadas a diversos países durante estas fechas con tal de integrarte a sus proyectos.

5. Asistiendo a un retiro individual
La tradición dice que el Año Nuevo debe pasarse en familia pero, si tú prefieres iniciar el ciclo por tu cuenta, también se vale. Diversos espacios te ofrecen la oportunidad de alejarte por completo del ruido y ajetreo citadinos, para comenzar el siguiente periodo con tu energía completamente renovada. Sobre todo si vives una dinámica muy estresante y sientes que necesitas un instante sólo para ti, esta alternativa puede ayudarte a romper con la rutina de una forma muy relajante.

Ya sea que puedas realizar alguna de las opciones o necesites ahorrar para aplicarlas el próximo año, procura divertirte al máximo sin dañar tu integridad y agradecer todo lo que has aprendido a lo largo de 12 meses. Todos los días pueden convertirse en el instante oportuno para darle un giro a tu vida, pero el 31 de diciembre puede ser el pretexto perfecto para hacerlo. ¡Apróvechalo!

Envía tu comentario

Los comentarios están cerrados.