BYP

PUBLICADO POR Bienestar y Patrimonio · EN jueves, marzo 16th, 2017

15 formas de cuidar el agua, un recurso vital y no renovable

El agua es un recurso vital y lo sabemos. Desafortunadamente, cada día que pasa gastamos este recurso y reducimos su calidad. México cuenta con 0.1 % del total de agua dulce disponible a nivel mundial y recibe alrededor de 1,489 mil millones de m3 al año en forma de precipitación. Las reservas mundiales son el 2.5% del total en el planeta.

Del líquido en el país, 72% se evapotranspira y regresa a la atmósfera, 22% escurre por ríos o arroyos y 6% se filtra al subsuelo de forma natural y recarga los mantos acuíferos. México, dentro de la clasificación mundial, está considerado como una región con baja disponibilidad de este recurso ya que 11 millones de mexicanos no cuentan con agua potable. En promedio, un mexicano consume diario 360 litros, donde el 70% de ésta es extraída del subsuelo.

En México, debido al crecimiento de la población, la disponibilidad de agua ha disminuido de manera considerable. Durante 1950 era de 18 mil m3 por habitante al año; en 1970 se ubicó por debajo de los 10 mil m3, en 2005 era de 4 573 m3 y para 2010 disminuyó a 4 230 m3 anuales por cada mexicano. Del total que había en 1950, ahora nos queda menos del 22%.

agua

Para conmemorar el Día Mundial del Agua, que se celebra anualmente cada 22 de Marzo para llamar la atención sobre la importancia y defensa de este recurso, esta vez, te traemos útiles consejos para cuidarla y ahorrar en el intento. Es necesario compartir los problemas relacionados con este líquido vital para poder motivar y así, tomar medidas para cambiar la situación.

Por eso, esta vez traemos para ti estos útiles consejos para ahorrar agua y dinero:

  1. Si el retrete es viejo, coloca dos botellas llenas dentro de la cisterna para que gastes menos, así ahorrarás de 2 a 4 litros cada vez que la uses.
  2. Cierra las llaves de los lavabos al cepillarte los dientes o afeitarte, puedes ahorrar hasta 10 litros.
  3. Duchate en vez de bañarte, si tardas 5 minutos en la regadera, ahorrarás en promedio 100 litros diarios.
  4. Arregla con urgencia las averías de las llaves y cañerías. Una gotera puede hacerte perder hasta 30 litros diarios.
  5. Riega las plantas cuando ya haya bajado el sol, así no se evaporará el agua y se mantendrán hidratadas por más tiempo. Trata de utilizar abono y minerales orgánicos para no desperdiciar o contaminar el líquido.
  6. Si vas a usar la lavadora, asegúrate que esté llena o de que estás utilizando el ciclo correcto, esto te puede hacer ahorrar de 2500 a 2800 litros cada mes. Además, el agua del segundo enjuague la puedes emplear para regar las plantas.
  7. Utiliza detergentes ecológicos y sin fosfatos para hacer más fáciles los procesos de saneamiento.
  8. Coloca difusores además de mecanismos de ahorro en los lavabos, así, la aprovecharás mejor, reduciendo su consumo.
  9. Piensa en invertir en un calentador más rápido y eficiente para no desperdiciar este líquido y cuidar el gas. También podrías utilizar un calentador eléctrico y calentar agua para la ducha, gastarías alrededor de 5 o 6 litros por ducha.
  10. En temporada de lluvias o en la regadera pon cubetas para recolectarla y utilizarla en tareas del hogar como trapear, regar las plantas o para el inodoro.
  11. No dejes correr el agua al lavar los platos, si tienes dos tarjas, utiliza una para lavar y otra para enjuagar.
  12. Evita la contaminación del océano al no arrojar químicos de alto impacto o aceites al desagüe. Solo así mejorará la calidad del agua potable.
  13. Coloca un filtro o purificador en casa y evita comprar agua embotellada.
  14. Reduce el consumo de carne, es más caro alimentar y dar de beber al ganado que comer verduras y frutas.
  15. Lava tu automóvil con cubeta y trapos en vez de utilizar una manguera.

En México, las tarifas de agua potable son diferentes en cada municipio, y rara vez se paga el costo real de líquido. Hay que considerar que los que pagan más por ella son los sectores de bajos recursos y aquellos con menor acceso a los servicios. Éste es un recurso vital para la sociedad y por ello debe recibir un tratamiento congruente por parte de los ciudadanos y del gobierno. Ayudemos en todos los aspectos que podamos para mejorar su calidad y así preservarla.

Envía tu comentario

Los comentarios están cerrados.